Llévenes Wedding & Event Planner

Claves para preparar una boda en verano

Claves para preparar una boda en verano

De junio a septiembre son unos meses muy adecuados para la celebración de eventos de todo tipo. Y, cómo no, si hay algo que esperamos ansiosos en estas fechas es la típica boda de verano. Elegir esta estación para un acto nupcial es un acierto aunque no siempre juega a nuestro favor. Mientras que las condiciones meteorológicas pueden parecer una ventaja, las altas temperaturas nos pueden jugar una mala pasada. No es fácil darse el sí, quiero o asistir a una boda con los termómetros marcando 40 grados. Por ello, es importante saber cómo preparar una boda en verano atendiendo a las circunstancias. Estas claves seguro que te resultan útiles. Organiza la celebración de tu vida sin morir -de calor- en el intento.

Lo primero que debemos concretar es que no es lo mismo organizar una boda en verano a mediados de agosto en Sevilla que en junio o septiembre en Santander. Depende del mes y el lugar que escojamos tendremos que hacer unas u otras adaptaciones. En determinadas ciudades el calor es asfixiante. Tanto que puede convertirse en un verdadero problema para los asistentes a tu boda. Pero no te preocupes. En este caso, hay muchas alternativas por las que puedes optar.

Cómo proteger del calor a los invitados

Si decidimos casarnos en verano somos conscientes de las altas temperaturas que pueden acompañarnos. Y, por ello, debemos contar con alternativas que mitiguen este calor. Siempre teniendo presente a los invitados, podemos introducir varios elementos en la organización de nuestra boda. Por ejemplo, como complemento decorativo a sus looks podemos entregarles abanicos, gafas de sol, sombreros o pequeñas sombrillas individuales. Son detalles que los invitados agradecerán mucho y que, además, pueden dar un juego muy divertido a la celebración.

Además, al recibir a los asistentes tras la ceremonia, podemos ofrecerles una bebida refrescante. Cócteles fresquitos, cervezas o limonadas y aguas de sabores para contar con opciones saludables. Introducir cubos de zinc con hielo para mantener las bebidas a buena temperatura será un acierto funcional y decorativo. De la misma forma, atenderemos a la comida. Siempre optando por platos frescos como ensaladas, cremas frías, sorbetes o helados de postre… El menú deberá ser adaptado a las características meteorológicas de la época. Lo que sea por que los invitados se olviden del calor y disfruten de los verdaderamente importante: tu boda.

La iluminación de una boda en verano

Lo más habitual en una boda en esta época del año es que se celebre de tarde-noche. Y en este tipo de ceremonias la iluminación cobra una gran importancia. Introducir elementos lumínicos a la decoración será un gran acierto y dará un plus al entorno. En Llévenes Wedding Planner tenemos muchos recursos para la iluminación decorativa. Nuestros favoritos son las guirnaldas de luz cálida que adornan árboles, columnas o que simulen un cielo estrellado. Una decoración perfecta para una boda en verano por la noche. Además, otros elementos como las velas flotantes alrededor de fuentes o piscina darán un toque mágico y muy especial a la decoración.

Sea lo que sea que quieras introducir en tu boda en verano, en Llévenes Wedding Planner estamos aquí para ayudarte. Cada época del año requiere una organización y planificación diferente. Y nuestro equipo controla cada una de ellas. Siempre trabajamos para ofrecerte el mejor servicio 100% adaptado a tus necesidades, gustos y presupuesto. Contacta con nosotros para celebrar tu boda en verano o en cualquier otra época del año. ¡Te esperamos!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*