Llévenes Wedding & Event Planner

Música, la protagonista de tu boda

Música, la protagonista de tu boda

“La música es amor buscando palabras”. Ya lo dijo el escritor británico Lawrence Durrell. Y es que no se nos ocurre una mejor forma de expresar lo que uno siente. Así que por qué no trasladar la magia de este arte al día de tu boda. Si en post anteriores comentamos cómo celebrar una ceremonia personalizada o cómo sorprender a los asistentes con espectáculos originales, ahora la música cobra todo el protagonismo que se merece. ¿Quieres dejar que las notas hablen por ti? Lee atentamente porque vas a descubrir cómo dejar boquiabiertos a tus invitados.

Antes, durante o después del enlace. Todo momento es bueno para deleitar a nuestros seres queridos con música. Durante la ceremonia, podemos escoger entre varias opciones dependiendo del tipo de boda que celebremos: civil, religiosa o simbólica. Y, sobre todo, en función al carácter que quieran dar los novios a su día. Por ejemplo, si vas a celebrar una boda religiosa, entrar a la iglesia acompañados por un coro góspel puede ser precioso. ¿Te imaginas la cara de los invitados? Predominarán la piel de gallina en sus brazos y las lágrimas en sus ojos, ¡seguro!

También es una gran idea hacer un pequeño guiño u homenaje a nuestra tierra durante el enlace. O al lugar que hemos escogido para celebrar nuestra boda. Por ejemplo, con un coro rociero al más puro estilo andaluz o con la música de gaiteros que nos trasladen a territorio gallego. Pero si lo que estás buscando es una ceremonia más íntima o tranquila, la opción que te recomendamos es un cuarteto de cuerdas.

¿Celebración sin música en tu boda? No, gracias

Terminada la ceremonia, damos paso a la ansiada celebración. Tanto para el cóctel como para los entrantes de la cena, las posibilidades son infinitas. Y ya si hablamos de la fiesta postcena, ni que decir tiene. Desde un conjunto de mariachis hasta la clásica y cada vez más olvidada tuna. En Llévenes Wedding & Event Planner apostamos también por las tradiciones artísticas.

Para deleitar a los invitados con versiones de grandes éxitos en manos de un buen pianista, los entrantes son el mejor momento. Aunque si buscas algo más cañero, para trasladar a los presentes a las mismísimas Ibiza o Bora Bora, escoger un DJ con ambientación musical chill out es la clave.

Entre los distintos platos, la mejor elección es la de los espectáculos cortos, por ejemplo, de danza, ya sea flamenca, árabe… Y si el presupuesto y las instalaciones lo permiten, podemos tirarnos a la piscina contratando un espectáculo de danza aérea. Seguro que dará que hablar durante mucho tiempo.

Y por fin llegó el momento de la fiesta, ¡el momento de bailar! Para hacerlo, la música es totalmente imprescindible, y nuestras ideas muy variadas. Depende de los gustos de los novios, se puede escoger entre una fiesta con toque flamenco con rumbas, sevillanas y otros bailes, o un estilo más discotequero. Sea como sea, hay determinados tipos de música, como la funky, que harán mover el esqueleto a todos los invitados. Pequeños y mayores, ninguno querrá que acabe vuestra boda. Un DJ que divierta a los asistentes hasta el último minuto de la celebración será la clave. La música, como ves, es uno de los grandes protagonistas de cualquier ceremonia, y tu boda no va a ser menos.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*