Llévenes Wedding & Event Planner

Personalizar ceremonias, ¿cómo dar tu toque?

Personalizar ceremonias, ¿cómo dar tu toque?

A medida que pasan los años vamos acumulando más y más bodas a las que hemos tenido el placer de asistir. Si tú ya tienes varias a las espaldas, te habrás dado cuenta de una cosa: todas mantienen la misma sintonía. Sobre todo, si hablamos de bodas religiosas, la originalidad suele limitarse a los más atrevidos. Pero seamos realistas, esas bodas especiales son las que todos guardamos en nuestra memoria. ¿Te acuerdas de aquella vez que llamaron al Telepizza para la recena? ¡Cómo vamos a olvidar el momento en el que el padre de la novia se lanzó a cantar en mitad de la boda! Aunque tampoco hace falta llegar al extremo, hay muchas formas de personalizar ceremonias que convertirán tu gran día en un precioso recuerdo para todos tus invitados.

El mundo nupcial ha crecido a pasos agigantados y con él todas las posibilidades en relación con proveedores, lugares de celebración, organización, decoración… Los novios pueden innovar con sus looks, pero también con cada aspecto de la planificación de su boda. Son tantos los elementos que ahora incluimos en las ceremonias y celebraciones que personalizarlos está al alcance de nuestra mano. Como queremos que tu boda también sea especial, tenemos unas ideas que darte. Abre tu mente, amplía tu abanico y muestra la mejor versión de tu personalidad.

Participación de los novios

Aunque los novios son los absolutos protagonistas de la boda, no siempre están en el punto de mira. Hay momentos en los que otros invitados adquieren importancia y concentrar la atención. Por eso, es fundamental que en cuanto se tenga oportunidad, los novios muestren su creatividad. Por ejemplo, podemos personalizar la música en directo con vuestros gustos. O incluir unos votos especiales que os hagan revivir momentos únicos y emocionar a vuestros invitados. También incluir algún ritual con el que os sintáis identificados, como el del lazo, que representa la unión inquebrantable de la pareja; el de la arena, que simboliza lo no inseparable; o de las velas, que muestra la vida en común que iniciáis.

En caso de que queráis hacer un guion propio en vuestra boda -si se trata de una celebración civil-, os recomendamos que no exceda de los 45 minutos. Esto incluye la participación de todo aquel con el que queráis contar. ¿Quién tenéis en mente? Seguid leyendo para ver en qué pueden ayudaros a personalizar vuestra boda.

Participación de los invitados

Igual que vosotros participáis en vuestra boda, el hecho de que intervengan vuestros invitados la hará mucho más especial. Si vuestra boda es religiosa, estáis más limitados, sobre todo si la parroquia en la que la celebráis es muy conversvadora. Aunque podéis trasladar este momento al convite y explayaros todo lo que queráis. Si preferís que la participación de los invitados se produzca durante la ceremonia, podéis elegir peticiones y lecturas personalizadas.

Y en el caso de que vuestra boda sea civil, no tendréis apenas problema. Incluso podréis elegir a un invitado que se encargue de oficiar la boda. Si antes del gran día ya habéis arreglado los papeles, esta persona no tendrá ni que cumplir con los requisitos establecidos. Puede ser cualquier amigo o familiar que sea divertido y le de un toque gracioso y ameno a la ceremonia. ¿Os imagináis cómo puede resultar esto? ¡Seguro que os emociona y encanta a partes iguales! Y todos vuestros invitados tendrán mucho que recordar al día siguiente.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*