Llévenes Wedding & Event Planner

Save the date VS invitación de boda

Save the date VS invitación de boda

¿Qué es lo primero en lo que piensan los novios cuando se prometen? Muchos dirán que en contarles la buenísima noticia a sus seres queridos. Si tú eres uno de estos, seguro que las invitaciones de boda adquieren una gran importancia para ti. Como en cada aspecto del mundo nupcial, en este también hemos absorbido tradiciones anglosajonas. Así, en nuestro país se ha popularizado el save the date, una tarjeta o comunicación digital que complementa a la invitación de boda. ¡O no! Algunos novios han decidido sustituir la invitación clásica por esta opción. Analizamos en qué se diferencian y por qué opción puedes decantarte según tu boda.

Similitudes y diferencias

Como su propio nombre indica, el save the date es un “reserva la fecha”. Es decir, una manera de comunicar a los invitados que os casáis y que, por supuesto, contáis con ellos para el gran día. Aparentemente cumple la misma función que la invitación de boda. Pero la realidad es que presenta una información mucho más escueta (en la mayoría de los casos). Al entregarse con seis meses de antelación, por lo menos, solo requiere incluir la fecha del enlace. Sin embargo, en la invitación se incorporan más datos como el lugar de celebración, un mapa de cómo llegar o recomendaciones especiales. ¡Lo que cada pareja quiera! Eso sí, el envío de la invitación se demora algo más y no se produce hasta los tres meses antes de la boda, aproximadamente.

En cuanto al diseño del save de date y la invitación, los novios pueden complicarse tanto como quieran. Lo importante es que el diseño refleje su personalidad. Puedes escoger una opción muy limpia, sin elementos decorativos y que sea puramente informativa. O puedes explayar tu creatividad y realizar junto a un proveedor de calidad el diseño más bonito del mundo.

¿Cómo elegir entre save the date o invitación de boda?

Ahora que conoces las diferencias entre estas dos opciones, seguro que surgen las dudas de cuál escoger. Dependiendo del tipo de boda que vayas a celebrar, en Llévenes Wedding Planner te recomendamos una u otra. Piensa en el enlace, si es religioso o civil, y en los invitados que tienes. Aunque el save the date es una opción fantástica para los asistentes más jóvenes, en ciertos colectivos quizás no termine de calar. Más aún cuando se trata de una ceremonia muy tradicional con invitados mayores. ¿Te imaginas a tu abuelo de 85 años descargándose el save the date en su smartphone?

Si tienes muchas dudas y no te decides, es mejor que optes por las dos posibilidades. Para abaratar costes, puedes enviar el save the date a todo el mundo e imprimir invitaciones físicas para las personas más especiales. Como ves, sea cual sea tu situación y presupuesto, en Llévenes Wedding Planner encontraremos la solución perfecta. Contacta con nosotros y descúbrelo. ¡Te esperamos!


FOTO: diseño de ESTUDIOREQUETEBIEN

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*